dissabte, 27 d’agost de 2011

CAPÍTULO 2: Alicia

Salimos  y paseamos calle arriba hasta que llegamos a una plaza que tenía una balsa enorme con patos y peces de colores. Mireia y yo nos los quedamos mirando embobadas, y no ons dimos cuanta de que una chica se nos había acercado.
  - Son bonitos, ¿eh?- Nos dijo una voz dewsconocida. Acto seguido, me giré y le dediqué una sonrisa.
  - Sí, mucho.
Era una chica rubia de pelo ondulado y ojos azules, era bastante guapa, y parecía simpática, así que fui simpática con ella.
   - Soy Alicia, por cierto. No soys del pueblo, ¿verdad?
   - Pues no, lo cierto es que acabaoms de mudarnos hoy.
   - Lo sé, vivo en la casa de al lado, y...os he seguido. - Nos miró inocentemente, y se empezó a reir, supongo que a causa de mi cara de asombro.
   - ¿Y eso?
   - Me parecisteis simpáticas y... im madre quiere que me lleve bien con todos los vecinos.
   - Bueno, pues yo soy Sara, y esta es Mireia.
   - Encantada.- Dijo mientras esbozaba una gran sonrisa.
   - Y qué, soys gemelas, ¿no? ¿Cuantos años teneis?
   - No, no, no somos gemelas. Yo tengo 13 y Sara acaba de cumplir 16.
   - Pero digamos que Mireis está muy crecidita para su edad.
   - ¡Desde luego! Si pareces de la edad de tu hermana... bueno, y de la mía.
   - Ah, ¿que tienes mi edad? Pareces mayor.
   - Lo sé pero tengo 16.
   - ¿Y vas al instituto del pueblo?
   - Sí, y si no repites, irás a mi clase.
   - ¿Si? ¿No hay clases distintas?
   -  No, por eso, así me conocerás a mí, por el momento, y bueno, mañana te presentaré a mis amigos, si te parece bien.
   - Perfecto. Muchas grácias, Alicia.
   - Y, bueno, Mireia, tú si pasas a segundo, irás a la clase de mi prima... si os apetece, os la puedo presentar. Vive conmigo.
   - Si, por favor, quiero conocer a alguien mañana, por dios.
Alicia nos llevó hasta su casa, y nos invitó a pasar. Nos quedamos esperando en el salón mientras llamaba a su prima. Era una casa grande, y la decoración era bastante moderna, me gustaba mucho.
  - Lydia, ¿bajas? Quiero presentarte a alguien.
A los cinco segundos, una chica rubia de ojos azules  asomó su cabeza por el hueco de la escalera, y nos miraba intrigada.
  -Sara, Mireia, esta es Lydia, mi prima.
  - Bueno, Mireia y Lydia, ya que vais a ir a la misma clase y espero que seais amigas,  os dejamos solas. - Les dijoAlicia mientras saliamos de la casa.
  - Bueno, voy a hacerte de guia y te enseño un poco el pueblo. Te voy a llevar, antes que a nada, a La Casa de La Cultura, que es el sitio donde solemos estar mis amigos y yo...
  -Vamos, el sitio de los botellones, ¿no?- Asintió, y se rió.
  - Bueno...cuéntame algo sobre tí...¿ Tienes novio? ¿O novia?
  - No, no soy lesbiana ni tengo novio.- Dije sonriendola.
  - Ya verás, no tardarás mucho en tener... Enserio, chica, eres guapa, y en mi grupo hay mucho chico soltero. No tardarás en ganarte a uno.
  - ¿Y tú? ¿Tienes?

2 comentaris: