dimarts, 6 de setembre de 2011

CAPÍTULO 6: Nuevas amistades.

Los chicos eran Pablo, David, Lucas, Marcos, Javi, Alex y Carlos. Y las chicas, Laura, Erica, Paula, Andrea y Nerea.
Pasamos el recreo juntos, y me parecieron increíblemente geniales.
Teníamos muchas cosas en común, ideales, gustos musicales,  vestuario... Eran los amigos que siempre deseé tener y hasta ahora, nunca tuve.
Al acabar el instituto, me comentaron que esa noche iban a ir al bajo de Alicia  a cenar, que si me apuntaba.
Claramente, sin pensármelo, acepté.
A las 22:00( la hora a la que habíamos quedado) solamente estabamos yo y Carlos allí, así que empezamos a hablar.
        - Bueno, ¿ Ycomo es que te mudaste aquí desde Madrid?
        - Si te soy sincéra, no lo sé. Mis padres nos dijeron a mí y a mi hermana que teníamos que venir aquí por cuestiones que no nos incumbian.
        - Vaya, que cosa más extraña. Bueno, al menos has hecho amigos pronto.
        - Vaya que sí, y me alegro mucho, soys una pasada.
        - Tampoco es eso, símplemente, somos diferentes del resto, pero incluso dentro del grupo, hay muchas diferéncias.
        -De todas formas, me alegro de haberos conocido.
        - Tú también eres muy simpática, eh. Al menos a mí me has caído muy bien. - Acto seguido me sonrió con una amplia y preciosa sonrisa.
Carlos parecía muy majo. Me caía bien.
A los pocos minutos, empezaron a aparecer todos, y entramos a cenar.
Nos sentamos todos en la mesa, y ellos, mantubieron una pequeña conversación, en la que yo no intervení. Hablaban sobre la novia de Lucas, que al parecer, ahora era ex-novia.
Según entendí, lo dejaron esa misma tarde, porque ella se había enamorado de otro. El pobre estaba echo polvo. Hasta ahora, Lucas era el que mejor me caía. Era muy simpático, y era el que más me había hablado.
       - ¿Y tú, Sara, tienes novio?
La pregunta me pilló desprevenida, y no supe qué responder, así que dije que no, que por suerte, era verdad.
       - Pues tranquila, que aquí tienes a cinco perfectos chicos para tí solita. - Dijo Nerea mientras sonreía maliciosa.
       - Y dice cinco, por qué David está con Paula, por si no lo sabías.- Dijo Alicia pausadamente.
Cenamos tranquilamente y mantuvimos alguna conversación, hasta que, cuando ya habíamos acabado todos, Laura se levantó, sacó una botella de Jack Daniel's y otra de Absolut.
       - Entonces,  ¿Jugamos al juego ese, Nerea?
       - Venga, va.
       - ¿Como se jugaba?
       - Vale, lo explico, y así Sara también se entera. Si quieres jugar, claro. - Laura me sonrió.
       -  Si, si que quiero.
       - Bueno, pues es muy sencillo. - Sacó un tablero, unos dados y unas fichas, y continuó explicándonoslo- Tenéis que tirar los dados, y bueno, si, sumar los numeros y mover vuestra ficha hasta la casilla que os corresponda. En cada casilla hay una prueba distinta, unas son de beber, y otras, algo más atrevidas.- Sonrió pícara mientras colocaba el tablero y repartía las fichas. - Ah, por cierto, poneos chico-chica.
Nos sentamos en el suelo, haciéndo un cículo, y como nos había dicho. Yo estaba entre David y Carlos. Pero al ser más chicos que chicas, Javi y Marcos estaban juntos.

1 comentari:

  1. ;D jajajajja me encanta . A saber lo que a planeado Nerea ;D me alegro de que sara haya echo amigos tan pronto ;D espero poder seguir leyendo porque me tienes intrigada

    ResponElimina